La otra persona herida de gravedad fue una niña de 14 años, quien estaba recluida en la Clínica Humana. Fue dada de alta y hasta ahora se mantiene recibiendo las curas, informó su padre Irwin Betancourt.

Exactamente una semana después de la explosión del cilindro de gas en edificios del sector Riberas del Caroní, murió Marisol Rosario, una de las dos heridas en el accidente doméstico del pasado lunes. La segunda de las víctimas, una adolescente de 14 años, se recupera satisfactoriamente.

Rosario, sin embargo, sufrió quemaduras de segundo y tercer grado en el 70% de su cuerpo. A las 2:00 de la tarde de este 16 de marzo se confirmó su muerte en la unidad de quemados del hospital Ruiz y Páez, en Ciudad Bolívar. Una de las vecinas informó que Rosario comenzó a alimentarse con el pasar de los días pero fue durante la aplicación de una de las curas que se complicó y sufrió un paro respiratorio.

Rosario era coordinadora de primaria en el Monte Carmelo, un colegio privado en Puerto Ordaz, donde trabajó como maestra de primaria y ascendió al cargo en la coordinación de la institución.

Por la explosión colapsaron las paredes de planta baja de la torre 4, donde quedaba su apartamento, y se destruyeron los ventanales de las casas aledañas en un espacio de 50 a 100 metros a la redonda.

Vecinos indicaron que desde horas del medio del lunes 9 de marzo se percibía el olor a gas, sin embargo Rosario no se percató de la fuga. Hasta los momentos no ha habido comunicado oficial por parte de los bomberos municipales de Caroní respecto a la investigación y las causas que originaron la detonación.

  La explosión del cilindro de gas destruyó dos viviendas de la planta baja en la torre 4 y casi todos los ventanales de los edificios en Riberas del Caroní  
Template by JoomlaShine