A pocos metros del acueducto Macagua, en San Félix, un bote de agua de hace más de ocho años generó una cárcava de metro y medio de profundidad. En ella niños y adultos se bañan corriendo el riesgo de ser tapiados de ocurrir un colapso en la estructura de las casas cercanas.

A menos de un kilómetro del acueducto Macagua de Hidrobolívar, en San Félix, los vecinos de Luis Hurtado Higuera conviven con la pérdida de litros de agua por minuto por una tubería que tiene más de ocho años rota. En la zona hay alrededor de tres filtraciones en un tramo menor a 20 metros en una de las vías que conecta a la calle principal de esta comunidad.

Vecinos reclaman que el bote de agua desgastó y ha roto gran parte de la calle. La fuga destruyó todos los brocales de la vía y lo que empezó con un hueco de menos de un metro, hoy es una cárcava de cuatro metros de ancho y hasta metro y medio de profundidad.

Javier Infante es uno de los residentes que está cerca del borde de la cárcava. El estacionamiento de su casa empezó a filtrar todo el agua que sale de la tubería y se ha creado una abertura de tres centímetros entre el suelo de su casa y el paredón que da a la calle.

La gerencia de la Hidrológica del estado Bolívar (Hidrobolívar) les informó que no tienen los materiales para reparar la tubería. También han hablado con el presidente del Instituto de Viviendas y Obras del estado Bolívar (Inviobras), Javier Pérez, pero la excusa siempre ha sido la falta de recursos. “No hay rial, no tienen rial”, dijo Infante.

El gobernador de Bolívar, Justo Noguera Pietri, a finales del mes de enero anunció la activación del Estado Mayor de Servicios Públicos, pero los afectados desconocen la aplicación de estas políticas y cómo esto les beneficiará, si ya tienen más de ocho años con esta cárcava creciendo.

Freddy Quijada indicó que el presidente de Hidrobolívar, Gustavo Imeri, se comprometió hace dos años en enviar una cuadrilla que solucionara los daños de la tubería pero esto nunca se materializó. Hoy les dicen que la fuga tiene que ser resuelta por la propia comunidad, sin considerar las condiciones inseguras que esto pueda generar para los voluntarios.

 
Vecinos de Luis Hurtado Higuera comentaron que a pesar de que han denunciad el riesgo, ni Rangel Gómez ni Justo Noguera han atendido las solicitudes | Foto William Urdaneta
 


Los vecinos consideran que casas cercanas corren riesgo de ser perjudicadas por las filtraciones del suelo. Infante declaró que la perforación del tubo de 8 pulgadas ha ido creciendo y ahora tiene una medida de 30 centímetros de largo por dos pulgadas de ancho, a su vez señaló que cuando camina por su casa se siente el crujir del piso.

Oscar Ibarra, residente y trabajador de la empresa CVG Venalum, indicó que dada la fuga se ha disminuido la presión y ha dejado de llegar agua en muchas viviendas alejadas de la cárcava. Debido el estancamiento han aumentado las plagas y mosquitos: “Cuando esto lo apagan queda el agua empozada” indicó.

Vecinos señalaron que las pérdidas de agua ocurren de forma intermitente ya que el suministro no es continuo. La mayor pérdida ocurre de 7:00 hasta las 10:00 am y luego a las 3:00 de la tarde cuando vuelven a surtir a la barriada.

“A veces pasamos hasta 3 días sin agua”, indicó Quijada, quien señaló que la comunidad ha tenido que ir hasta el bote de agua a abastecerse. La cárcava generada por la fuga ha sido utilizada por microbuseros para lavar sus unidades lo que ha perjudicado a otros choferes ya que prácticamente se tranca la calle, comentaron los vecinos.

La fuga de agua y la profundidad de la cárcava han sido utilizadas por niños y adultos como espacio para bañarse. “Están esperando que haya un desastre que unos niños se estén bañando y le caiga esa pared encima y los mate, que haya un muerto, ahí sí van meter presos a la gente de la comunidad porque no avisaron”, reclamó Quijada.

Carlos Jaime manifestó que en la época de lluvias las calles se inundan y surgen otros peligros al no detallarse dónde están los huecos. “En varias ocasiones han caído vehículos, la última vez cayó un 750 -camión- que de broma no se mete contra la casa”, afirmó.

Jaime demandó a las autoridades que trabajaran para garantizar el suministro de agua constante y solucionaran los problemas de las fugas, ya que considera que la avería no solo es responsabilidad de los habitantes de Luis Hurtado Higuera, sino también de los prestadores del servicio de agua.

Deterioro de servicios

“El problema con los servicios públicos es que han llegado a niveles de saturación porque durante muchísimos años en Guayana se ha abandonado la planificación, el control y la programación del mantenimiento y crecimiento de los sistemas”, denunció Pedro Acuña, presidente del Colegio de Ingenieros seccional Guayana, durante 2018.

La crisis en el suministro de agua ha afectado a distintas sectores de Puerto Ordaz y San Félix y ha llevado durante este 2020 a distintas manifestaciones para reclamar garantías en la distribución del servicio. Aliana Estrada, coordinadora del Monitor de Servicios Públicos en Ciudad Guayana, señaló a mediados de 2019 que las comunidades más afectadas estaban en las parroquias Vista al Sol y 11 de Abril.

A pesar que el equipo de Correo del Caroní intentó contactar vía telefónica al presidente de Inviobras e Hidrobolívar, no se obtuvo respuesta.

JSN Megazine 2 is designed by JoomlaShine.com | powered by JSN Sun Framework