Los vecinos de Villa Gumilla, en San Félix, protestaron tras 15 días sin servicio eléctrico luego de una avería en el transformador del sector. Reclaman, además, que aunque ellos han pagado en dólares las reparaciones no haya una solución definitiva a la falla.

@mlclisanchez

Los vecinos de la comunidad Villa Gumilla, en San Félix, protestaron este lunes por la avería de un transformador de 167 kva que los mantiene sin servicio eléctrico, desde hace 15 días, a toda la manzana 12 donde viven más de 80 familias.

El transformador averiado de Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec) destila aceite caliente en una zona donde transitan niños, también hay cableado roto y guayas sueltas.

Yocci Canelón, una vecina, informó que actualmente requieren cuatro cables responsables de hacer la distribución de carga en las viviendas, cada uno valorado en al menos 50 dólares. Los funcionarios de Corpoelec les han dicho que solo brindan asistencia para la instalación de los equipos necesarios y que es la comunidad la que debe costear la reparación del transformador.

“¿De dónde vamos a sacar nosotros 200 dólares?”, reclamó Canelón. En caso de colectar los fondos, los vecinos deben entregarlo a Corpoelec para que estos compren los insumos necesarios y procedan a hacer las reparaciones pertinentes. “Ellos lo compran y nos lo traen, supuestamente lo compran, lo colocan y nosotros le damos la plata. A mí ya me da pena con la comunidad”, manifestó Joselin Rivera, la encargada de colectar los fondos para las reparaciones.

Reparaciones a medias

      La comunidad sufre entre aparatos averiados que no pueden reponer y alimentos descompuestos en neveras a medio funcionar, llenas de hielo | Fotos José Rivas

Pero aun asumiendo el costo de la reparación, los vecinos sienten desconfianza. Hace 7 meses atrás el transformador de 50 kva que la comunidad había comprado, valorado en 800 dólares, se dañó y después de una protesta Corpoelec, en vez de repararlo, se lo cambió por uno usado que comenzó a fallar al segundo día de instalado.

Como la potencia del transformador no era suficiente para surtir carga eléctrica a toda la barriada, funcionarios de Corpoelec se lo llevaron, atribuyendo la orden a la Gobernación del estado Bolívar, indicó Rivera con indignación mientras mostraba las facturas que tenía en sus manos.

Los afectados exigen que les devuelvan el primer transformador que compraron y se instale uno adicional para completar la carga, o que les reparen el que está averiado y les entreguen el de 50 kva adquirido hace siete meses.

Villa Gumilla presenta fallas en las fases de luz 220v y 110v que están dañando los aires acondicionados, congeladores, neveras y licuadoras. Por eso hace seis días los habitantes de la manzana 12 se reunieron para colectar otros 50 dólares para pagarle a un especialista, pero “no se sabe si él era de Corpoelec o no. Solo sabemos que tenía todos los implementos necesarios para hacer el trabajo, le colocó el cableado, y funcionó, pero el transformador volvió a fallar”, informó.

Los vecinos también compraron la distribución de guayas -otro de los factores que afectan la electricidad en el sector-, “ellos quedaron en venir a montarlas, todavía no han venido”, manifestó Canelón.

Averías

La consecuencia directa de las constantes fallas en las fases de electricidad es la avería de los electrodomésticos sin la esperanza de una reparación permanente del sistema o adquirir nuevos equipos con prontitud.

“Mi aire central dejó de funcionar hace 3 o 4 días, lo tengo apagado porque no se sabe si va a prender de nuevo porque no tenemos luz, el aire tiene fallas generadas por la corriente”, comentó Rivera. “Yo hago tortas para vender, y se me quemó mi sustento, que es el horno eléctrico, hace 5 meses”, completó con pesar Canelón. 

     
Afectados muestran la factura del generador confiscado por Corpoelec

Otros residentes reportan incluso la descomposición de sus alimentos. “Dijeron que iban a solucionarnos los problemas y lo que hicieron fue ponernos este pañito de agua tibia y se olvidaron de nosotros. Esto colapsó, necesitamos nuestras neveras, tenemos niños enfermos, hay que comprar hielo para preservar los alimentos”, protestó Alex Olivares.

A la manifestación acudieron John Zarate, diputado del Consejo Legislativo, parte del equipo de trabajo del gobernador del estado Bolívar, Justo Noguera y Aquiles Campos, director de política del municipio Caroní. Los afectados atribuyeron esta visita a la presencia de los periodistas. “Están aquí por ustedes, ellos nunca vienen”, gritó una vecina.

“La solución parte porque el equipo técnico esté aquí y hagamos las reparaciones. Entonces quedamos pautados para las 2:00 de la tarde con el equipo de Corpoelec”, prometió Zarate.

Aunque presente en la protesta, Aquiles Campos solo declaró que el problema de la comunidad no estaba dentro de sus competencias. “No tengo gerencia de eso, no es mi competencia, pero seguro que el ciudadano gobernador con la gente lo resuelve. Este problema no es de ahorita, tenemos bastante tiempo con este problema, pero ahí lo que tenemos que solucionar por la crecida de la misma gente, colapsa el sistema”. Campos atribuyó la confiscación del transformador que compró la comunidad a funcionarios de Corpoelec.

A las 6:00 de la tarde una comisión de Corpoelec asistió a la barriada y reparó el transformador para recuperar una de las fases, mientras los vecinos terminan de recolectar el dinero para la sustitución del equipo.

Template by JoomlaShine