Vecinos de Villa Náutica, en Puerto Ordaz, denuncian que invasiones y el abandono de espacios cercanos a la residencia han aumentado considerablemente la cantidad de robos en la zona, además manifiestan no ser atendidos en temas como iluminación y desmalezamiento del sector.

Cerca de El Cerrito, en Castillito, detrás del Centro Total de Entretenimiento Cachamay, a pocos metros de un módulo policial, los vecinos de Villa Náutica viven arropados por el hampa.

La falta de alumbrado y la soledad en la vía que conecta la zona de El Cerrito con la avenida Guayana, en el sureste de Puerto Ordaz, lo ha convertido en un sector vulnerable: sus habitantes cada día viven más atemorizados.

Samuel Aguilera, residente de la comunidad, denunció que hasta de día se han metido en las zonas cercanas. Los mismos vecinos han visto a personas robando pero no pueden hacer nada. “Alguien que a plena luz del día tiene el descaro de robar y tomar lo que no es suyo, imagínate. Si tú sales a hacerle frente no va a pensarlo dos tampoco para amedrentar contra la vida de alguien”, aseveró Aguilera.

La basura y la maleza que abunda a los alrededores han llevado a que prácticamente se sientan olvidados. “Nos sentimos como si no fuéramos parte ni siquiera de la ciudad”, manifestó indignada Kaori de Blasini.

Que antisociales caminaran por los techos de las casas ha llevado a que tengan que organizarse con grupos de WhatsApp y alarmas de prevención, pero aún así la delincuencia ha irrumpido en sus hogares. “Hemos sido en reiteradas oportunidades víctimas de actuaciones de secuestro, de robo, de atraco”, comentó Blasini.

Sin pudor

A pesar de tener a pocos metros un comando policial que debería resguardar, los vecinos han visto cómo malhechores han saqueado sectores aledaños sin ningún impedimento: “Y uno los ve a las 6:00 de la mañana… lo peor es que cruzan todo el CTE Cachamay y pasan por el estacionamiento de la policía”.

De acuerdo con Luis Brizuela, otro de los afectados, la falta de vigilancia y abandono en algunos galpones y áreas deportivas de la Corporación Venezolana de Guayana ha permitido que las zonas cercanas se presten para desvalijar carros e instalaciones de la misma empresa.

Dos vecinas que no quisieron revelar sus nombres por temor a represalias denunciaron que la misma desatención ha permitido que sea mucho más fácil perpetuar los hurtos: “Hubo una casa que se metieron y los mudaron, se llevaron todo”. Exigen que se recuperen y vigilen estos espacios para poder garantizar una mejora en seguridad ya que el patrullaje policial es nulo.

Desde que se creó una nueva invasión a las cercanías de Villa Náutica, denuncian, ha aumentado las incidencias de personas caminando por techos. El mismo viernes en la madrugada tuvieron que activar la alarma vecinal después de escuchar ruidos en la noche.

De acuerdo con el Observatorio Venezolano de Violencia, entre enero y octubre de 2019, contabilizaron 214 casos de robo tan solo en Bolívar. Caroní sigue siendo uno de los municipios más peligrosos, la falta de unidades policiales para cubrir las rutas y realizar las respectivas investigaciones ha mermado de manera significativa la calidad de vida de sus habitantes.

JSN Megazine 2 is designed by JoomlaShine.com | powered by JSN Sun Framework