Con solo dos horas al día de suministro, se ven obligados a recoger con tobos la poca agua que sale de las tuberías de la calle. A pesar de ello, no tendrán suficiente para afrontar las 72 horas de corte pautadas que comienzan el domingo.

A pesar de los reclamos en las oficinas de Hidrobolívar y la protesta desarrollada en la tarde del lunes, la solución del suministro de agua con regularidad parece ser lejano para los vecinos de Alta Vista, en la parroquia Universidad de Puerto Ordaz.

Belkis García, vecina de Residencias Churun Merú, manifestó que tan solo les llega agua de 40 minutos a una hora por día. Cuando reanudan el suministro, no alcanza llenar los tanques y tan solo pueden abastecer por corto tiempo los primeros cinco pisos del edificio.

Hidrobolívar anunció una propuesta de mejora: la reparación de una fuga en la tubería principal de 42”, dañada desde mediados de diciembre en el sector Minifincas de Toro Muerto, también en Puerto Ordaz. Aunque el periodo de tiempo establecido para la reparación era de 24 horas, luego fue aumentada mediante un comunicado que prolongaría el corte a 72 horas. Jorge Rodríguez, gerente de Hidrobolívar en Caroní, argumentó que se dio por un problema comunicacional.

Sin agua de respaldo

García ya lleva varios intentos por recargar agua, pero no lo consigue. La misma situación no le permite abastecerse para el corte de 72 horas programado el domingo: “No se puede recoger porque nunca llega suficiente, si nosotros pudiéramos por lo menos llenar el tanque… pero ni siquiera llega a nivel el tanque”, aseguró.

Residentes de ese sector han tenido que abastecerse de una de las tomas de la calle. A tempranas horas de la mañana las personas pasean por las áreas verdes, a pocos metros de los edificios Los Raudales, cazando una tubería con agua para cargar tobos y pipotes a sus casas. “Tú hubieses visto a ese poco de señoras cogiendo agua por ahí con perolitas”, comentó García.

Para el gerente de la estadal, la corrección en la fuga de la tubería garantizará una mejora en el suministro y estipula que pasarán de 9 a 5 horas en el proceso de llenado de los tanques para la distribución.

“¡Esto desde que lo agarró el gobierno se fue abajo!”, manifestó con gran molestia e indignación Saudy Veliz, vecina de Alta Vista refiriéndose al pésimo servicio de la hidrológica, además, agregó por el nulo suministro gasta 60 mil bolívares diarios en seis botellones que le toca comprar a diario. Las promesas de cisternas por parte de Hidrobolívar no se han cumplido.

Prioridades

Los vecinos de Alta Vista no podrán abastecerse de agua en las horas previas antes del corte que durará 3 días. Para Rodríguez las prioridades son abastecer los centros de salud como el Hospital Uyapar, los centros de diálisis y los centros de diagnóstico integral (CDI). Sin embargo, Hugo Lezama, director del Colegio de Médicos, tildó de pobre el suministro de agua y agregó que apenas se ayudan con camiones cisternas.

El gerente informó que durante los tres días de corte también planean trabajar con Corpoelec para la revisión y mantenimiento de los transformadores del Golfo 7 y reparar tres válvulas de las compuertas.

Vecinas manifestaron que trabajadores de Hidrobolívar, durante la protesta del lunes, anunciaron que la solución para el suministro regular del agua de manera completa vendría con un proyecto de redistribución de algunas urbanizaciones para los meses de julio o agosto.

A pesar que el equipo de Correo del Caroní trató de contactar vía telefónica al presidente de la hidrológica, Gustavo Imeri, para preguntar acerca de toda la problemática y los acueductos prometidos desde 2018, este no contestó las llamadas.